Storybook Logo

Dormir junto a mi bebé ¿es buena idea? Recomendaciones para esta etapa

Queremos ser las mejores mamás, nuestro deseo es criar niños felices y sanos tanto física como emocionalmente, por lo que estamos pendientes de las nuevas corrientes de crianza. En la actualidad se propone dormir junto al bebé compartiendo la misma cama o lo que se llama colecho. Nos preguntamos si es una buena idea. Veremos algunas recomendaciones para esta etapa.

Las recomendaciones generales, ya sea que tu bebé duerma en tu misma cama o en otro sitio son las siguientes:

 

  • Se le debe colocar siempre boca arriba, es decir sobre su espalda, nunca boca abajo, ni de costado.
  • El colchón debe ser firme y estable. La sábana que cubre el colchón debe estar bien ajustada.
  • No se deben poner peluches ni almohadas.
  • La ropa de dormir del bebé debe estar de acuerdo con la temperatura de la habitación, no abrigarlo demasiado.
  • Nunca poner a dormir al bebé en un sofá, o entre cojines o almohadones.
  • Mantén a tu bebé alejado del humo del tabaco.

Los estudios que están a favor de que los bebés compartan la cama con sus padres presentan los siguientes argumentos:

  • Tener al bebé cerca favorece la lactancia materna, ya que es más cómoda la forma de alimentarle durante la noche.
  • La mamá puede dar de lactar a su bebito por un mayor número de meses.
  • El bebé se duerme más fácilmente.
  • Tanto la mamá como el bebé duermen por más tiempo en la noche.
  • La mamá tendrá más tiempo para estar con el bebé.
  • El bebé llorará menos.
  • La temperatura corporal estará más regulada
  • Descienden los niveles de estrés en el bebé

 

Ten en cuenta estas indicaciones para el colecho

 

La cama debe tener las seguridades necesarias en cuanto a las sábanas y almohadas, no presentar un riesgo de que la cabecita del bebé pueda quedar atrapada entre el colchón y la cabecera de la cama, la pared o algún otro objeto.

Tampoco debes fumar, ni beber alcohol ni usar medicamentos o drogas que harán que no te despiertes ni que estés alerta.

Esta decisión debe ser tomada en pareja, evaluando pros y contras y asumir razonablemente, con conciencia clara de lo que significa que el pequeñín duerma con sus padres en la misma cama.

Si tu bebé es prematuro o tiene bajo peso en mejor evitar compartir la cama ya que son bebés que tienen un mayor riesgo de sufrir el síndrome de la muerte súbita de lactantes.

Lo que se podría considerar como parte negativa, serían los problemas para dormir que pueden tener los padres o el propio bebé, o que luego no quiera dormir solo. También puede influenciar en la intimidad de la pareja, el riesgo de asfixia, caídas de la cama o el exceso de calor.

Otras familias optan por poner una cunita pegada a su cama para tenerlo más cerca y evitar levantarse en medio de la noche cada vez que el chiquitín tenga que alimentarse y obteniendo casi los mismos beneficios que si compartieran la cama.

Tener al bebé cerca en su cunita o moisés, que duerma en la cuna pegada a tu cama o que lo haga junto a ti, será una decisión que la puedes tomar de acuerdo con tus necesidades y lo que consideres mas conveniente. No dependerá de eso el que seas una buena madre o no. Cada familia es diferente y tiene su propia cultura, y lo que es usual para tu familia, puede no serlo para otra.

Los hábitos de sueño de los niños cambiarán de acuerdo con su edad y a su propia individualidad. La mayoría de ellos, consideran la cama de sus padres como el lugar donde se sienten más seguros, sobre todo cuando asoma “ un monstruo”, en sus pesadillas nocturnas, o se sienten solos y necesitan esa cercanía, así que muchas noches llaman a papá o mamá para que les consuelen.

Llega un momento en que se prefiere meter al niño en la cama en vez de levantarse varias veces en la noche.

Lo que sabemos es que son etapas de la vida del pequeño que se irán superando conforme adquiera mayor independencia y seguridad.

Lo mejor que puedes hacer por tu hijito es amarle desde que está en tu vientre, y que, desde su nacimiento, sienta esa conexión de cariño mediante la satisfacción de sus necesidades, el que se le alimente cuando pida, que se le tenga con el pañal cambiado cuando lo requiera, que acudas cuando llore, que le acurruques en tus brazos y le brindes tu atención.

El trato que recibe durante la primera etapa de su vida es indispensable para su sano desarrollo. Los seres humanos nacemos totalmente desvalidos y necesitamos de esa atención continua, que no significa solamente que estés a su lado, sino que le hables, le cantes, que mientras le bañes le acaricies, ya que también el bebé necesita ese contacto piel a piel, que también lo puedes conseguir mediante masajes adecuados para su edad, estimulando ese sentido de pertenencia y proximidad.

Si usas Storybook App tendrás cuentos de cuna con masajes infantiles para mejorar el sueño de bebés y niños, además de fortalecer el vínculo entre padres e hijos a través del tacto para crear momentos únicos con técnicas sencillas y personalizadas.

{{cta(‘641ae4bd-5541-4a68-a2c5-0b6acfa2ae41’)}}

Storybook ayuda a sus pequeños a conciliar el sueño, mejorar las molestias y conectarse con ellos a través de masajes, historias y música.