Storybook Logo

Dormir bien mejora el sistema inmune de los niños

El sueño está estrechamente relacionado con una mejor salud, y eso se da porque dormir bien mejora el sistema inmune: éste es clave porque reduce el riesgo de contraer alergias e infecciones y protege a los niños de enfermedades autoinmunes. Por eso fortalecer las defensas desde la primera etapa de la infancia es necesario para que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes.

Dormir bien tiene múltiples ventajas para la salud de nuestros hijos. pero definitivamente la mejor de todas es que dormir bien mejora el sistema inmune. Esto se da porque el sueño es un componente clave para el equilibrio biológico ya que restaura el cuerpo de forma energética y anímicamente. El pediatra Martín Gruenberg, explicó en esta nota de Infobae, que “para lograr niveles de inmunidad y protección natural adecuados –y más aún en tiempos de crisis y aislamiento social frente a un nuevo virus–, un niño de un año debe dormir entre 10 y 12 horas diarias, mientras que los mayores a 24 meses aproximadamente diez horas por día”. Si se respeta este horario, hay menos posibilidades de que lleguen a la escuela cansados, con lo que sus cuerpos estarán mejor preparados para protegerse de gérmenes y bacterias.

¿Cuál es la función del sistema inmune?

El sistema inmunitario contribuye a mantener la integridad del niño (y luego del adulto) eliminando elementos extraños o agentes infecciosos. Esta función la realiza mediante dos tipos de respuesta, la innata y la adaptativa.

La inmunidad innata es la primera respuesta del sistema inmunitario del cuerpo contra una sustancia extraña dañina. Cuando entran al cuerpo microorganismos extraños, como bacterias o virus, ciertas células del sistema inmunitario responden rápido para tratar de destruirlos.

En la inmunidad adaptativa participan células inmunitarias especializadas y anticuerpos que atacan y destruyen invasores extraños y previenen futuras enfermedades porque recuerdan cómo eran esas sustancias y producen una nueva respuesta inmunitaria. La inmunidad adaptativa quizás dure semanas, meses o mucho tiempo, a veces dura toda la vida.

¿Cómo el sueño favorece la salud del niño?

Hay que entender que el sueño es una función básica, que debe respetarse (en horas de sueño) para fortalecer el sistema inmune y otros beneficios que trae el descansar bien. Por eso es clave impulsar una rutina de sueño en casa, como explica esta nota sobre sueño y sistema inmune:

  • El sueño refuerza la respuesta inmune innata, que es la primera línea de defensa ante las infecciones.
  • Durante el sueño, aumenta la memoria inmunológica. Es decir, la capacidad del organismo de defendernos ante una infección futura.
  • El sueño sirve para reasignar recursos energéticos de funciones relacionadas con la vigilia, a procesos que facilitan la respuesta inmune a los nuevos desafíos infecciosos.
  • La falta de sueño disminuye la función de células que son claves para defendernos de las infecciones como son las células NK, los linfocitos T y los monocitos.
  • De hecho, hay estudios que indican que la respuesta tras recibir una vacuna es menor en personas privadas de sueño.

¿Cómo mejorar la calidad de sueño de mi hijo?

El sueño, como ya vimos, es clave para mejorar el sistema inmunitario del niño, que necesita dormir bien para desarrollar defensas que disminuirán el riesgo de enfermedades, para ser un adulto sano. Construir una rutina de dormir bien no se logra de la noche a la mañana, pero sí se puede construir en 21 días, ya que es el tiempo necesario para construir un hábito, como explica el libro The Power of Habit. Lo que se necesitará para construir esta rutina de sueño con tu hijo es lo siguiente:

  • Paciencia
  • Cariño
  • Storybook App
  • Eliminar equipos electrónicos a tu pequeño para evitar distracciones

¿Cómo construir una rutina de sueño?

Crear un ambiente tranquilo, con luces bajas y evitar TV y otros aparatos encendidos, que podrían distraer al niño de su rutina de sueño. 

Storybook es una app que sirve de guía a los padres, no se les da a los niños. Entonces se debe tomar el celular, abrir la app y escoger el cuento que el niño quiera, con la técnica de masaje personalizada para ese día. 

Storybook combina los cuentos con masajes infantiles para mejorar el sueño de bebés y niños, además de fortalecer el vínculo entre padres e hijos a través del tacto para crear momentos únicos con técnicas sencillas y personalizadas.

La app cuenta con más de 60 cuentos infantiles con diferentes temáticas y masajes localizados: espalda, barriga, piernas o brazos para realizar un masaje relajante mientras se cuenta la historia. 

Repetir los masajes cada noche (pueden hacerse también en el día o a la hora que se desee). 

{{cta(‘f167783d-42b1-4aef-90d6-c9d5203dad43’)}}

Storybook ayuda a sus pequeños a conciliar el sueño, mejorar las molestias y conectarse con ellos a través de masajes, historias y música.